El mercado de los drones no se limita única y exclusivamente a la venta de los drones en sí. Existe un surtido de accesorios muy amplio en el que los que más destacan son los diferentes modelos de cámaras deportivas que podemos integrar en nuestros drones gracias a los anclajes que integran en sus fuselajes para permitirnos acoplarlas. Para facilitar a los compradores la elección de la cámara deportiva más acorde a sus necesidades dentro del enorme abanico de opciones existentes, vamos a hacer un repaso a una serie de modelos de cámara, centrándonos en sus características más relevantes. Aun así, antes de realizar el pedido, es importante realizar la comprobación de que nuestro dron cuenta con anclajes compatibles con los accesorios existentes para la cámara, siendo muchos de los modelos compatibles con los de GoPro.
GoPro
Las cámaras de la línea GoPro son actualmente las referentes de este mercado. Ya han sacado varias gamas de modelos diferentes, siendo la cuarta generación la última que ha visto la luz en tres modelos, Hero, Hero 4 Silver y Hero 4 Black. Y es esta Hero 4 Black la joya de la corona de esta generación. Sus creadores no han variado mucho el diseño de la cámara, pero las prestaciones si han aumentado hasta ser capaz de grabar a un máximo de 4K a 30fps, aunque destacan los 120fps que alcanza a 1080p. Una cámara capaz de hacer las delicias de los más exigentes ya que ha nacido con la idea de acabar con cualquier debate posible sobre quien es el líder del mercado.
SJCAM
Uno de los principales competidores de GoPro. En su afán por conseguir derrocar a GoPro como líder de este mercado, han sacado recientemente la gama SJ5000 a la venta. En este caso, estamos hablando de una cámara que aunque no alcanza a grabar en resolución 4K como el buque insignia de su rival, es capaz de alcanzar unos más que suficientes 60fps a 1080p. Ligeramente más pequeña en cuanto a tamaño que la GoPro, aún le falta un pequeño pasito adelante para superar en cuanto a prestaciones a su principal enemigo, además de que aún es ligeramente más cara que GoPro dependiendo del modelo que decidamos adquirir.
Walkera
Otra de las compañías habituales del mundo de los drones como GoPro y SJCAM. En este caso, tienen en el mercado la cámara iLook en dos versiones, iLook y su segunda generación, iLook+. Estas cámaras viene especialmente pensadas para hacer función de visión en primera persona, pudiendo transmitir la imagen capturada a otros dispositivos y así servir de guía para nuestro dron. El modelo iLook+ es capaz de tomar fotografías de hasta 13 megapíxeles y capturar vídeo a 1080p y 30 fps. Es el modelo más adecuado para todos los drones de Walkera.
Xiaomi
El gigante chino de la tecnología está creciendo a una velocidad de infarto. Ya ha llegado a mercados como el de la telefonía móvil con grandes productos a unos precios muy ajustados, y han entrado en el mundo de las cámaras deportivas con la misma política. Así ha visto la luz la Xiaomi Yi, un modelo sobre todo, económico, ya que cuesta la mitad que muchos de sus competidores situándose en una franja de precios que ronda los 100€. Este precio tan económico tiene, como es de esperar, sus pegas como es una carcasa de plástico mucho más débil ante impactos que las de otros modelos hechos en metal. Aun así, monta un sensor de Sony, referente de calidad, que nos permitirá tomar buenas fotos y grabar vídeo a 1080p a 60fps, llegando a 120fps si bajamos a 720p, registros más que suficientes para cualquier usuario que no busca la máxima calidad.
L-Link
Si seguimos decantándonos por alternativas más económicas, L-Link tiene en el mercado el modelo LL-CAM-500, de aspecto similar a la GoPro pero que no llega a los 100€ de precio. Es una cámara bastante humilde, pero que a pesar de todo nos permite hacer fotos de 8MP y 3264×2448 y grabar a 1080p a 30fps. Controlable gracias a un control remoto que trae como accesorio o gracias a la tecnología WiFi con la que cuenta, tiene su peor apartado en el audio, ya que el micrófono que trae incorporado no es de gran calidad. A pesar de todo, viendo su precio y los accesorios que incorpora, es un modelo que como la Xiaomi Yi, cumple de sobra con todas las necesidades de los que quieran adquirir su primera cámara sin necesidad de tirar la casa por la ventana.
Toshiba
La mejor cámara que nos ofrece Toshiba es la Camileo X-Sports, una cámara que además, viene con un control remoto o una aplicación para nuestro teléfono inteligente si queremos controlarla a distancia. Con un precio que ronda los 135€, esta cámara que ha sido probada no solo en el mundo de los drones, sino en múltiples deportes extremos, se convierte en una opción económica y que ofrece buenos resultados, destacando la funda que trae convirtiéndola en una de las opciones más resistentes aunque eleva su peso hasta los 92 gramos. En cuanto a sus capacidades, su sensor CMOS de 12 Megapíxeles es capaz de captar fotos a una resolución máxima de 4000×3000 y vídeo Full HD 1080p a una tasa de 60 fps, un registros más que considerables.
Sony
Siendo uno de los fabricantes más importantes de lentes, no podía faltar Sony, concretamente su Actioncam AS30V. De un precio similar a la gama que ofrece SJCAM, en la cámara de Sony seremos capaz de grabar en 1080p a 60 frames por segundo, teniendo además una interesante opción de grabación en cámara lenta si bajamos la calidad a 720p. Además, es capaz de tomar fotos de hasta 12 megapíxeles de resolución y es controlable gracias a tecnología WiFi. Aunque se echa en falta que tenga una pequeña pantalla incorporada para ver las fotos y los vídeos en el momento como hacen muchas de sus competidoras, sí trae cuatro anclajes diferentes compatibles con múltiples objetos.