Si es nuestra primera toma de contacto con un dron, ya sea un pequeño cuadricóptero de juguete y unos pocos euros de precio o un modelo mucho más grande y caro capaz de desempeñarse en ámbitos profesionales, es importante familiarizarse con los elementos habituales, y uno, de los más importantes es el control remoto del dron. Por norma general tendremos un control remoto como tenían los tradicionales coches de radiocontrol aunque actualmente y más en un aparato de este tipo tenemos una opción mucho más interesante, el control a través de nuestro Smartphone.
Y es que ahora mismo los principales fabricantes, entre los que destaca la compañía francesa Parrot, suelen ofrecer la posibilidad de controlar nuestro dron a través de una aplicación especialmente diseñada para funcionar desde un Smartphone. Estas aplicaciones ya llevan tiempo siendo probadas y han demostrado su fiabilidad hasta el punto de que muchos modelos ya optan por no incluir el aparatoso mando radiocontrol con el objetivo de ahorra espacio, evitar la existencia de más piezas que puedan estropearse y claro está, reducir el precio para que el consumidor final se decante por su producto.
Estas aplicaciones son además multiplataforma, por lo que es casi seguro que cualquier usuario de un teléfono inteligente que corra sobre Android o iOS va a poder utilizarlas sin ningún tipo de problema, mientras que Windows Phone está empezando a recibir este tipo de aplicaciones también a la par que está consiguiendo mayor cuota de mercado. Y a pesar de todo, y como última medida, siempre habrá controles remotos compatibles en caso de que no queramos usar las aplicaciones oficiales que publican los fabricantes.