no comments

GoPro HERO 4

¿Por qué GoPro HERO 4? En el mundo de las cámaras deportivas existe un rey indiscutible en la actualidad. Se trata de GoPro, la compañía estadounidense que ha sacado al mercado la cuarta generación de su producto con unas mejoras que no hacen más que consolidar su posición dominante en este mundillo. Y era una difícil misión, ya que su predecesora, la GoPro Hero 3 había cosechado unas cifras de venta importantísimas además de una crítica general eminentemente positiva.

Ahora, con esta nueva generación de cámaras, GoPro lanza tres modelos con los que pretenden ofrecer productos para todo tipo de usuarios. Desde los usuarios más esporádicos que quieran tener una cámara para alguna escapada, hasta los usuarios más exigentes que van a exprimir todo el jugo que tiene y siempre a la más alta calidad de vídeo. Para hacernos una idea de lo que trae esta generación de cámaras, vamos a ver los tres modelos por separado.

GoPro Hero

GoPro HERO básica

El modelo más básico de esta generación de cámaras, ideal para indecisos o novatos en el manejo de este tipo de cámaras. Con un precio ajustado que ronda los 125€ dependiendo de la tienda en la que miremos, se convierte en una cámara muy interesante. Su sensor es capaz de llegar a capturar vídeo a una resolución de 1080p y 30 fotogramas por segundo, mientras que su otro modo ofrece unos más que dignos 720p a 60 fotogramas por segundo.

Además, suma la posibilidad de ser sumergida hasta 40 metros, y la posibilidad de hacer fotos a una resolución máxima de 5 megapíxeles. Junto con el amplio catálogo de accesorios que tiene toda la gama GoPro, es una compra segura para los que buscan iniciarse en este mundillo.

GoPro Hero 4 Silver

GoPro HERO 4 silver

El modelo Silver es el hermano mediano de esta generación de cámaras. Sin llegar a los niveles de excelencia que veremos que tiene la Black Edition, la Silver empieza a ser uno de los modelos más completos, capaz de dejar en ridículo a muchos modelos de otras compañías.

Lo primero que salta a la vista de esta cámara, es la pantalla táctil que incorpora a diferencia de la Hero. Gracias a esta pantalla, podremos configurar algunos aspectos a nuestro total antojo como puede ser el encuadre o la calidad del vídeo. Para hacernos una idea, este interfaz es tan simple como el que podemos encontrar en cualquier smartphone del mercado. En cuanto a su sensor, la versión Silver mejora a su hermana pequeña y es capaz de grabar vídeo en 1080p a 60 fotogramas por segundo y si bajamos a una resolución de 720p nos encontraremos con una capacidad de grabación de 120 fotogramas por segundo, una calidad más que suficiente para capturar imágenes a altas velocidades sin notar tirones en el vídeo.

Otra novedad respecto a la Hero, es que la podemos controlar a través de Wifi o Bluetooh, mientras que sigue pudiendo sumergir hasta una profundidad máxima de 40 metros como el modelo Hero. Este modelo ya empieza a ser para gente que le vaya a dar un uso con cierta frecuencia, ya que su precio empieza a elevarse y llega hasta los 430€.

GoPro Hero 4 Black Edition

GoPro HERO 4 black

La joya de la corona de la última generación de cámaras deportivas de GoPro. El líder indiscutible que no se amedrenta ante ninguna cámara rival sino que las barre del mapa gracias a sus prestaciones.

La nueva GoPro Hero 4 Black Edition, comparte alguna característica con sus hermanas como es la posibilidad de ser controlada por WiFi o Bluetooth como el modelo Silver, o la capacidad de sumergirse de los otros dos modelos. E incluso comparte un diseño prácticamente idéntico a las otras cámaras de su generación. Pero la diferencia esencial es que la Black Edition viene cargada de tecnología punta. La suficiente para que hasta los más exigentes se queden totalmente satisfechos y no tengan posibilidad de ponerle ningún pero a este modelo.

Su prestación más espectacular es la capacidad de grabar al futuro estándar de la alta definición, el 4K y a una tasa de 30 fotogramas por segundo que a día de hoy es un registro imponente. Pero no se queda aquí, sino que en el modo de grabación a 1080p llega a una tasa de 120 fotogramas por segundo, una capacidad que escasea en muchos otros modelos que pretenden compararse con esta cámara.

Una cámara profesional

aspecto posterior de la GoPro HERO

Con esta carta de presentación, la GoPro se convierte en una cámara que incluso los profesionales podrían utilizar en su quehacer diario, ya que es capaz de ofrecer unos resultados y unos efectos espectaculares con gran sencillez, entre los que destacan la posibilidad de grabar vídeo con efecto cámara lenta o realizar time-lapses de calidad en condiciones de luz bastante pobres.

El único defecto que tiene este modelo, es que las baterías que utiliza, no son compatibles con las de las generaciones anteriores, por lo que si ya teníamos otra GoPro en casa, sus baterías no nos servirán y tendremos que gastarnos un pequeño extra en nuevas baterías si queremos tener la posibilidad de intercambiarlos, ya que es algo tan sencillo como cambiar las pilas del mando de nuestro televisor.

Si queremos disfrutar de esta pequeña maravilla tecnológica pensada para el disfrute extremo de los amantes de la imagen en alta definición, tendremos que rascarnos el bolsillo, ya que hacernos con una Black Edition supondrá el desembolso de 530€. Eso si, la cámara se encargará de devolvernos en forma de fotos y vídeos de una definición asombrosa hasta el último céntimo que nos hemos gastado en ella.

GoPro HERO 4