Si se acerca el cumpleaños de alguno de los pequeños de la casa y tenemos ganas de hacerles un regalo que no se ciña a lo clásico, una idea original y que probablemente los deje con la boca abierta según lo abran, es la de regalarles un dron en miniatura. Estos pequeños aparatos, suelen tener un precio asequible para todos los bolsillos ya que encontraremos modelos que parten desde poco más de 10€, hasta modelos bastante más complejos que pueden llegar a incorporar cámaras para que tomen sus primeras fotos.
No hay que tener una gran preocupación en que sea un regalo complejo para los pequeños, ya que casi todos los modelos que hay en el mercado ya se han diseñado pensando en este público. Gracias a esto suelen contar con unos sistemas de control remoto muy sencillos con los que se podrán hacer piruetas espectaculares al poco de encenderlos. Eso sí, son muchos los fabricantes los que apelando al sentido común de los padres piden que mientras los niños están jugando con el dron haya un adulto supervisándolos en todo el momento ya que al ser miniaturas, tienen pequeñas piezas como las hélices que pueden ser peligrosas en caso de que el niño sea pequeño y decida llevárselas a la boca.
Tras esta pequeña advertencia vamos a ver cuatro modelos de drones que cuentan con unas grandes críticas dentro de la comunidad creada en torno a estos productos. Los hay aptos para todos los bolsillos y para todas las exigencias, por lo que solo tendremos que pensar con calma que es lo que queremos regalar a los peques de la casa o incluso a nosotros mismos si nos acaba picando el gusanillo tras leer de lo que son capaces estos divertidísimos juguetes.
Cheerson CX Minir RC Quadcopeter
Dron en miniatura que cabe perfectamente en la palma de nuestra mano, viene junto un mando capaz de trabajar en una frecuencia de 2.4 GHz. Es un modelo que cuenta con un pequeño giroscopio de 6 ejes, que junto con sus 4 hélices lo hacen extremadamente fácil de manejar. Con tres modos de velocidad entre los que podremos cambiar de modo sencillísimo, su batería nos da una autonomía que se aproxima a los 7 minutos, tiempo necesario para poder hacer algunas piruetas asombrosas. Por un precio que no alcanza los 15€, es una alternativa más que interesante.
Afunta GPTOYS F8
Otro mini dron de tamaño reducido capaz de lanzarse a volar en todas las direcciones inimaginables. Extremadamente ágil y estable, será muy fácil conseguir que realice piruetas con los que impresionar a la gente. Con un mando incluido preparado para no interferir con otros productos electrónicos, podrá controlar a la perfección el vuelo de nuestro dron durante los casi 8 minutos que puede estar en el aire gracias a sus baterías y a una distancia de hasta 30 metros. Además, viene con una estructura de protección para evitar inconvenientes como pueden ser fracturas tras un impacto. Por un precio que se acerca a los 22€, se convertirá en un compra rápidamente amortizada.
Syma X11C RTF
La compañía china ha llevado al mercado otro pequeño cuadricóptero en el que destaca sobremanera la cámara de 2 megapíxeles integrada que tiene con la que es capaz de tomar fotos y vídeos desde el aire. Como es habitual en este tipo de juguetes, su control remoto viene preparado para evitar interferencias con otros drones que compartan espacio aéreo con nosotros. Su fuselaje está construido con plásticos de gran resistencia y además cuenta con múltiples LEDs instalados en sus brazos que lo hacen fácilmente localizable y manejable, especialmente en entornos con poca luz. Siendo sus prestaciones de vuelo muy similares a las que suelen ofrecer los drones que encajan en esta gama, su precio es bastante más elevado debido a la cámara que lleva integrada. Debido a esto, el X11C llega hasta los 65€ de precio, el doble e incluso triple que algunos de sus competidores sin cámara por lo que hay que plantearse con calma y si vamos a sacarle rendimiento a la cámara o nos sirve un modelo más básico.
Hubsan H107
Otro modelo capaz de hacer las delicias de los pequeños con un precio bastante ajustado. Aunque ligeramente más caro que otros modelos ya comentados, estamos ante un dron que no llega a los 40€ y ofrece un quadricóptero con una relación precio calidad considerable. De gran resistencia gracias a los plásticos en los que se ha construido, nos ofrece una buena resistencia ante inoportunos accidentes incluso aunque no le hayamos instalado la estructura de protección. Aun así, la resistencia no es su principal punto fuerte, ya que este honor recae en la autonomía que tiene, que con una capacidad de vuelo que supera los 8 minutos con una carga completa, lo convierten en uno de los modelos más autónomos dentro de esta gama de aparatos.