no comments

Parrot MiniDrone Rolling Spider

uando escudriñamos dentro del catálogo de drones de la compañía Parrot, uno que llama la atención por su peculiar diseño, es el Parrot MiniDrone Rolling Spider.

Ya desde el primer momento que tenemos una unidad de este dron en nuestras manos, vemos que es un diseño muy bien trabajado, compacto y sobre todo, muy ligero, ya que si tuviéramos que hacerle pasar por una báscula, solo marcaría 55 gramos de peso.

Y a pesar de todo, este poco peso no es significado de fragilidad ya que los materiales de los que está construido transmiten cierta sensación de robustez y seguridad ante los posibles impactos que sufra el dron mientras vuela.

Pero aquí llega lo más peculiar de este dron. No está solo pensado para volar al aire a su antojo, sino que tienen dos piezas extraíbles que hacen la función de ruedas una vez las colocamos al dron. Es decir, en el momento que estas dos ruedas son instaladas, podremos utilizar nuestro dron como si se tratase de un coche de radiocontrol. Y las ruedas, vuelven a cumplir las pautas de diseño utilizadas en este dron. Son extremadamente ligeras pero manteniendo una buena resistencia ante goles.

Fácil uso

aspecto frontal del Parrot MiniDrone Rolling Spider

Además, el dron tiene ubicados de forma visible y de fácil acceso, la ranura donde va colocada la batería que lo impulsa, así como dos pequeñas luces LED que van instaladas en la estructura del dron que nos servirán para conocer el estado de la batería así como de apoyo para realizar alguna tarea de calibración de los sensores que lleva integrados.

Para manejarlo, también llega otra de las grandes diferencias con muchos de los drones que existen en el mercado actual. No trae ningún tipo de mando de radiocontrol sino que en este caso, manejaremos el dron desde una aplicación llamada FreeFlight 3 que ha diseñado Parrot y es compatible con los sistemas operativos más habituales en tablets y smartphones, Android, iOS y Windows Phone.

Por lo tanto, lo primero que tendremos que hacer es acceder a las tiendas de aplicaciones de estos sistemas operativos y descargar una copia de FreeFlight 3. Una vez hayamos completado esta tarea, tendremos que conectar el dron y el teléfono mediante Bluetooth, algo que se realiza de forma totalmente automática, y ya tendremos a nuestro Smartphone realizando las funciones de mando radiocontrol.

Las ventajas de esta aplicación, es que es muy intuitiva y en algunos casos, ya viene con botones pre-programados para realizar algunas acciones. Por ejemplo, la función “Take Off”, que se encargará de despegar el dron y se pondrá manejar las hélices hasta que alcance una altura determinada. Luego, una vez que el dron haya completado el despegue y se encuentre en el aire, ya contaremos con un joystick en la parte izquierda como si fuera un videojuego para controlar la dirección del dron y más funciones entre los que podremos hacer piruetas u otras funciones más enfocadas a la seguridad como puede ser un apagado de emergencia si es que el dron se nos va hacia donde no queremos y podemos golpear a otras personas.

Una aplicación para su uso

Parrot MiniDrone Rolling Spider verde

Esta aplicación FreeFlight 3, aunque ofrece una gran cantidad de ventajas respecto a los sistemas de control clásicos, necesita un tiempo de aprendizaje más largo que otros sistemas de control. Nos tocará configurar algunas velocidades y ángulos de vuelo, pero una vez lo hayamos conseguido tener todo a nuestro gusto, disfrutaremos enormemente de los vuelos que es capaz de hacer este Rolling Spider durante los aproximadamente 8 o 9 minutos que es capaz de estar en el aire de forma ininterrumpida con una carga completa de su batería.

Además, de su capacidad de vuelo, este Rolling Spider, nos permitirá captar todo tipo de imágenes desde la altura. Y algo que no es muy habitual en este tipo de aparatos, es que nos permitirá hacerlo de dos formas diferentes.

La primera, y el modelo más clásico, es que la cámara que lleva integrada almacene las fotos o los vídeos de nuestros vuelos en la memoria interna de 1GB que tiene integrada el dron. La segunda, y la más novedosa, es la que nos ofrece la aplicación FreeFlight 3, que convertirá nuestro Smartphone o Tablet en un visor de lo que está capturando la cámara del dron. En ese momento, si nos decidimos a capturar imágenes, todo se irá grabando en la memoria interna de nuestro Smartphone o Tablet, lo que supondrá que no saturaremos rápidamente la memoria de nuestro dron.

En definitiva, nos encontramos ante un dron de gran calidad y tecnológicamente bastante avanzado gracias a Parrot, que puede resultar algo complejo en la primera toma de contacto, especialmente si no estamos habituados a utilizar este tipo de aparatos. Aun así, su mayor pega puede ser la escasa autonomía, pero teniendo un precio que ronda los 100€ en tiendas como Amazon, lo convierten en unos de los drones de juguete a los que más jugo se les puede sacar gracias a sus características. Sin duda, una de las compras más recomendables en este tipo de productos.

Parrot MiniDrone Rolling Spider rojo

Parrot MiniDrone Rolling Spider